Prácticas cristianas

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortánd...

Leer más...

Oración

Y cuando ores,no seas como los hipócritas;porque ellos aman el orar en pie ...

Leer más...

Ayuno

Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus ro...

Leer más...

Vision

La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno...

Leer más...

Lealtad

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o...

Leer más...

La palabra de Dios es la fuente de la vida eterna.

Cada palabra que sale de la boca de Dios alimenta y produce vida. Lo que alimenta de la biblia no es solo leerla;es tener el deseo y la capacidad de asimilarla , comprenderla y obedecerla.

la sabiduría para entender la palabra de Dios está a la mano, es solo pedir a Dios que nos de ese gran sentido.

Entender la palabra de Dios nos garantiza que efectivamente podamos tomar de esa fuente de vida. No entender lo que se nos instruye es tan peligroso como no entender las instrucciones para tomar un medicamento o fallar en aplicar las instrucciones de seguridad en casos de emergencia.

Este regalo de Dios no llega a muchos porque simplemente no lo pedimos. La falta de sabiduría para comprender la palabra de Dios es a menudo la causa de que muchos no la lean. Muchos no la leen porque no la entienden y si la leen pronto dejan de leerla al pensar que es muy difícil de entender. 

No tener en nuestra mente las santas escrituras que contienen los mandamientos de Dios es muy riesgoso. Es en ella donde esta la guia para nuestro diario vivir.

La palabra de Dios contiene los nutrientes suficientes para alimentar nuestras almas y ayudarnos a tomar las mejores decisiones en toda situación que se nos presente. Sin una guía efectiva somos más propensos a las equivocaciones y por ende a sufrir por el resultado de las malas decisiones.

Para minimizar estos riesgos queremos invitarlo a meditar en la palabra de Dios que lo hará más sabio y más efectivo a la hora de querer alcanzar mejores resultados en su vida espiritual. Sobre todo que lo hará más firme en su camino y mejor preparado para entrar en la vida eterna. 

Algo para tener en cuenta es que el no ser capaz de entenderlas no nos eximirá de ninguna responsabilidad el dia que estemos en nuestra cita con el eterno Dios.  Por eso El Señor nos pide insistentemente que las escudriñemos y que pidamos sabiduría para poder estar en sintonía con el pensamiento de Dios. 

santiago 1:5Reina-Valera 1960 (RVR1960) Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Juan 5:39-40Reina-Valera 1960 (RVR1960)

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Venir a Jesús es escudriñar las escrituras y es allí donde está la vida. Ellas hablan de nuestro Dios. Es de notar que el Señor Jesús les dijo a los fariseos que ellos no querían venir a él. Verso 40 Y no queréis venir a mi para que tengáis vida.

debemos estar alertas que esa no sea nuestra situación. ¿venimos a buscar sus palabras con un deseo ardiente de entender las escrituras? ¿leemos las escrituras a Diario para hallar la vida que él ofrece? ¿como es nuestra actitud hacia la palabra de Dios? ¿ qué lugar ocupa en nuestra vida y corazón? ¿ qué hicimos primero hoy, leímos la palabra de Dios dispuestos a oírle o estábamos de mucho afán o quiza no tuvimos tiempo? 

dependiendo de las respuestas a estas preguntas podrás tener una breve idea si lo que Jesús dice a lo fariseos nos lo está diciendo también a nosotros hoy.

Ahora la pregunta es ¿ quieres venir a Jesús para que tengáis vida? 

 

/No biblia = No vida / No palabra de Dios = No alimento / No venir a Jesús = No leer sus mandamientos/ 

en conclusion. 

No venir a  conocer el testimonio del Señor Jesús que está contenido en su palabra es no tener vida. 

Queremos contribuir al entendimiento de la palabra de Dios, para que todos vayamos a ella y tengamos vida. por eso estaremos publicando articulos donde encontrara técnicas y explicaciones claras que nos ayuden a disfrutar de la maravillosa fuente de vida que está en las escrituras. 

Pues bien entremos en materia. Estudiaremos el siguiente capítulo haciendo un subrayado sencillo para concentrar nuestra atencion en frases importantes. Veremos cómo después de subrayar algunas líneas ,ponerlas en listas y leerlas varias veces, la maravillosa palabra de Dios comienza a cobrar vida en nuestras mentes al entender el mensaje en detalle.

trataremos de hacerlo verso por verso para mostrar con ejemplos como se puede lograr y asi poder disfrutar lo que quiza no habíamos entendido antes. Bienvenidos.

 

2 Pedro 1Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Salutación

 Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra:

Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. 

¿Que podríamos aprender de estos dos versos al subrayarlos? ¿ Que podríamos asimilar mejor al meditarlo? Muchos de nosotros quiza lo hemos leído muchas veces, pero vamos a interrogar el texto para darnos cuenta del detalle que encierra. Para poder disfrutarlo no debemos verlo con una vista de lector rapido que pasa por alto el analisis responsable de el. Veámoslo desde el ángulo de la meditación.

1.¿A quien escribe pedro? 2. ¿Qué es lo que habían alcanzado aquellos a los que pedro habia escrito? 3.¿Cómo lograron alcanzar aquello a lo que pedro hace referencia? 4.¿Qué beneficios lograron obtener por haber alcanzado lo que buscaban?  

Pedro escribió a hermanos seguidores del Señor Jesús que habían alcanzado una fe preciosa. Esa fe era igual que la de ellos, la de los discípulos. Para que nuestra fe sea preciosa, igual a la de ellos, solo se puede obtener a través y por medio de la justicia de nuestro Dios y salvador Jesucristo. No hay otra forma de llegar a tener una fe preciosa. Entonces surge la pregunta ¿Cómo debe ser nuestra fe? ¿Que grado debe tener? debe tener el mismo grado que tenía la de los discípulos quienes la obtuvieron mediante la justicia y el sacrificio de nuestro Dios. 

¿Que produce una fe preciosa?  produce Gracia y paz. ¿te gustaria tener GRACIA Y PAZ?  esta gracia y paz son multiplicadas en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesucristo. En otras palabras, mientras más sepas y crezcas en el conocimiento de la palabra de Dios más gracia y paz se te van a multiplicar. Ese conocimiento está todo consignado en su palabra y es en ella donde se multiplica todo, la paz y la gracia que queremos. La tranquilidad , la armonia , la alegria y el gozo de la salvación.¿Quieres Gracia? ¿Quieres paz? entonces debes conocer mas al que la da. Debemos leer mas y mas su palabra. No se puede hallar de otra manera. 

Estos dos versos nos estan diciendo en resumen que una fe preciosa igual a la de los apóstoles se alcanza por la justicia de nuestro Dios. Y que la gracia y la paz se multiplican en el conocimiento del Señor Jesús. Ese conocimiento solo se puede hallar en su palabra cuando la leemos y la meditamos para aumentar el conocimiento de Dios que a su vez multiplica la gracia y la paz y renueva el ciclo que produce una fe igual a la de los apóstoles. ¡Que maravilla!

Muy bien ahora te toca a ti analizar los siguientes versos. Después de analizarlos envíanos un mensaje contándonos si este articulo te ha sido de bendición y si te ha ayudado a entender algo que quiza no habías visto antes.

 

Partícipes de la naturaleza divina

 

Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

12 Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente.

13 Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación;

14 sabiendo que en breve debo abandonar el cuerpo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado.

15 También yo procuraré con diligencia que después de mi partida vosotros podáis en todo momento tener memoria de estas cosas.

Estadísticas 

Visitors
14
Articles
27
Web Links
4

Galeria 

Quién está en línea 

We have 24 guests and no members online

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top